Las cosas se han complicado de más para la OTAN, principalmente para EEUU, Ucrania ya perdió la guerra hace rato, y Zelensky carece de todo poder, su popularidad viene en picada desde que hace unas semanas ante la presencia de tropas rusas a 3km de Kiev, se escapó y salió de Ucrania refugiándose por unos días en Polonia.

La utilización reciente de tres misiles Kinzhal hipersónicos, con una velocidad cinco veces mayor a la velocidad del sonido (más de 7000 km por hora) es una advertencia más que contundente para los países europeos miembros de la OTAN y EEUU, ya que estas armas por su velocidad no pueden ser interceptadas.

Los tres ataques con los misiles Kinzhal fueron precisos y contundentes, dos instalaciones militares y un campo de entrenamiento de mercenarios (200 soldados) fueron borrados del mapa en pocos segundos.

Misil Kinzhal montado en un avión ruso. Crédito Voi.id

Estos ataques han marcado un antes y un después, en este conflicto y posicionan a Rusia en el puesto número uno de potencias militares, al mismo tiempo generaron un estallido al interior del estado norteamericano porque para las cúpulas militares y gubernamentales es inconcebible que Rusia vaya un paso adelante.

Las investigaciones sobre los misiles hipersónicos habían iniciado en EEUU, sin embargo por diferentes prioridades las frenaron, mientras que Rusia, China y la India continuaron y hoy poseen estas poderosas e indetectables armas operativas. Este es el reclamo que incendio la Casa Blanca luego de las operaciones con el Kinzhal en Ucrania.
Y por si esto fuera poco, el Kinzhal junto a otro de los grandes misiles rusos, el Satán 2, ya son posibles de disparar desde cualquier espacio, terrestre, aéreo, o naval, lo que es muy preocupante para la OTAN completa.

El Satán 2 (imagen de arriba) es el misil más grande de Rusia, solo comparable al Topol M, en su cabeza puede transportar 7 cargas explosivas (incluidas nucleares) teledirigidas que en vuelo de desprenden del Satán y siguen su viaje a diferentes objetivos preestablecidos.

Flota de Mar Rusa en el Mar de Barents, en la actualidad opera en el Mar de Noruega

Trayectoria desde el Mar de Noruega hasta Washington D.C. EEUU

Toda Europa y EEUU están al alcance de la mano de las Fuerzas Armadas Rusas. Un ataque con un solo misil Satán 2 puede azotar de forma devastadora las 8 capitales más importantes de Europa, mientras que los Kinzhal lanzados desde el Mar de Noruega en menos de 10 minutos pueden golpear Washington D.C. sin que los EEUU puedan interceptarlos. Rusia en media hora puede atacar todos estos objetivos, es decir a toda la OTAN.

Por Mariano Molina Tel.2613832487 Lavalle Mendoza
Fuentes: Google Maps, Voi.id, New York Time

Dejá tu comentario