Luego de anoticiarse de las intenciones de las autoridades de YPF por aumentar en un futuro cercano los valores del litro de combustible, los dirigentes de las cámaras del sector estacionero renovaron las expectativas por una mejora en la rentabilidad.
Expendedores valoran el anuncio de aumento de precios pero reclaman la normalización del mercado. La última actualización del precio de la nafta ocurrió en mayo.

Ejecutivos de la petrolera YPF comunicaron a inversores que no se descarta un aumento de las naftas “en el corto plazo“. Ante esta situación, el Secretario de CECHA Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina, Pedro Llorvandi sostuvo que se trata de un planteo que permanentemente se viene realizando desde la entidad empresaria, advirtiendo sobre el desfasaje de hasta un 50 por ciento respecto de los valores de los hidrocarburos en los demás países de la región.
“El descalce de los precios argentinos es insostenible, lo que inexorablemente seguirá deteriorando el normal abastecimiento del producto como se vivió recientemente”, alertó.

Comentó que esta posibilidad de aumentar los precios de las naftas, es parte de la política que busca implementar el Ministro Sergio Massa de “sinceramiento de costos energéticos”, como ya lo demostró con las tarifas de luz y gas, lo que no sorprendería que esto mismo lo traslade a los combustibles.
En otro tenor, su colega de la Cámara de Estaciones de Servicio de Formosa, aportó su visión y expresó que un aumento de precios al público no constituye por sí sola, la única opción para el sostenimiento del negocio.

“Aumentar el precio retrasado de las naftas y el gasoil, resulta lógico en un momento del proceso inflacionario inusitado como el que se está atravesando en este momento”, dijo a este medio Ángel Luis Bigatti.
Pero consideró que una medida de ese tipo debe ser acompañada por un sendero de políticas fiscales y de fomento a las PyMES del sector, a la vez que recordó que el Estado nacional, las provincias y hasta algunos municipios, se benefician través de la carga impositiva.
En ese sentido destacó que en Brasil la rebaja de impuestos a los combustibles significó una disminución de su precio, lo cual se reflejó en el índice negativo de inflación. Con esta consigna estimó que el normal desenvolvimiento del mercado minorista de naftas, depende de varios factores globales en lugar de solamente el precio del surtidor.

Extraído de: surtidores.com Foto: Puma Energy

Periódico Dignidad Mariano Molina tel.2613832487 Mendoza

Dejá tu comentario