Las brasas de Chubut aun arden, pero en Mendoza parece que no escucharon el mensaje de los chubutenses las pasadas semanas, ni de miles de mendocinos del 2019. Los empresarios de la gran minería avanzan en negociaciones y estrategias con el gobierno para instaurar la actividad, pese a todas las manifestaciones fundamentadas en contra de la minería a cielo abierto.

Los del lobby minero y sus aliados gobernantes se tienen fe, y además tienen recursos, solo le falta licencia social. Se habla de muchas alternativas para modificar finalmente la Ley 7722, pero la que más suena es el plebiscito. ¿Pero qué es y cómo se realizaría?

Plebiscito es una decisión tomada por un pueblo a través del voto, es una consulta que el gobierno realiza a la población sobre algún tema en particular, por lo general se realiza una pregunta y la ciudadanía tiene solo dos opciones de respuesta, SI o NO.

El Plebiscito puede ser de carácter vinculante o consultivo, en el primer caso, el vinculante el resultado del plebiscito (gane el no o el sí) genera una medida de cumplimiento obligatorio para el gobierno y de aceptación inmediata para la ciudadanía, en el caso de que el plebiscito sea consultivo solo se lo toma como dato y antecedente para la toma de futuras decisiones.

Un plebiscito es como una elección común, con urnas, fiscales, etc. Por eso, el sector minero (empresas, bancos, partidos, sindicatos, medios y gobernantes) se tienen fe, se unirían aparatos detrás de la aprobación de la modificación de la 7722 y las cosas serian diferentes.
Con promesas de trabajo, mercadería, palos, materiales de construcción, nylon, etc. Versus la conciencia sobre la importancia del agua… ¿sería posible la modificación de la Ley 7722?

Por Mariano Molina Tel2613832487 Lavalle Mendoza

Dejá tu comentario